Las energías renovables permiten crear soluciones innovadoras para la generación de energía en parajes aislados y en establecimientos productivos en sitios alejados de las redes de distribución eléctrica. En estos sitios la generación por medio de equipos diésel ha sido hasta ahora la única manera de obtener un suministro eléctrico adecuado, tanto por la escala de demanda, la dispersión en el territorio de sus puntos de consumo y la necesidad de contar con un servicio confiable.

La empresa La Alameda SA ahora cuenta con un sistema de generación híbrido en base a una planta fotovoltaica y equipos diésel. Este sistema de generación alimenta a una microrred que lleva energía a distintos puntos de su predio. Se trata de un establecimiento ganadero ubicado en el departamento Almirante Brown, en la provincia del Chaco. El proyecto, que hemos desarrollado con Energy Mercosur, permite generar beneficios económicos con el ahorro de más del 50% de combustible y los beneficios ambientales que eso implica en cuanto a reducción de emisiones de CO2.

La dependencia de equipamientos en base a combustibles fósiles suele ser la opción más costosa para este tipo de instalaciones, tanto por el costo del combustible como la logística para su acarreo y almacenamiento. La reducción en el consumo de combustible diésel ha sido el objetivo fundamental para desarrollar esta novedosa instalación. En estos últimos años, mientras el costo de los combustibles fósiles ha ido aumentando, la generación fotovoltaica ha tenido un desarrollo extraordinario, por su evolución tecnológica y su reducción de costos.

Esto supone un cambio en el proceso de aprovechamiento de energía, sobre todo en lugares donde no hay suministro de red eléctrica y su sistema de generación se basa en grupos electrógenos diésel, donde ya no es rentable ni favorable debido a los costos operacionales involucrados, por lo que amerita combinar el sistema de generación antiguo, que es cada vez más costoso, con un sistema económico que aumente la rentabilidad de la producción de energía y reduzca emisiones contaminantes”, señaló Alfonso Mercurio presidente de Energy Mercosur S.A, empresa responsable del diseño, desarrollo e implementación del proyecto.  

El sistema híbrido está conformado por un grupo electrógeno, una planta fotovoltaica y un avanzado sistema de control que se encarga de gestionar la inyección de energía de cada tipo, aprovechando al máximo la energía solar. Esto permite reducir costos operativos y uso de combustibles fósiles, bajar el nivel de emisiones contaminantes y a la vez proporcionar un sistema robusto de autogestión, monitorización y operación remota.

Algunos datos del proyecto:

Micro Red de 13,2 kV (media tensión) con Parque Hibrido PV-Diesel, con base en energía solar sin conexión a la red. El sistema está compuesto por una línea de transmisión de media tensión 13,2 kV con transformadores en cada zona de despacho de energía, donde la demanda está originada en bombas para alimentar el sistema de provisión de agua del campo, talleres, viviendas, sistemas de comunicaciones, sistema de silos y motores, entre otros.

El conjunto de generación está compuesto por 140kWp en paneles solares, 2 inversores de 80 kW, y 3 generadores Diesel (110 kVA, 90 kVA, 40kVA) ubicados en cada extremo la línea de transmisión.

El sistema funciona con uno de tres generadores al mínimo de RPM operativo. Tanto este generador como el parque solar están conectados a un controlador que unifica el despacho de carga en función de la demanda, pidiendo al parque solar que cubra la demanda marginal, por lo que da como resultado un ahorro significativo e importante de combustible.

En un extremo de la línea se encuentran 2 generadores (90kVA, 40 kVA), en el otro extremo de la línea se encuentra el tercer generador (110kVA), comunicado con el resto de los elementos del sistema por un enlace de comunicación de fibra óptica. Cada uno de estos generadores se encuentra con un sistema de enclavamiento eléctrico y mecánico correspondientes.

Complementariamente, unos tres equipos de bombeo de agua y 6 puntos de consumos críticos y comunicaciones, cuentan con sistemas “off grid” con respaldo de baterías. En algunos casos por encontrarse demasiado lejanos como para realizar una extensión de la red y en otros para tener un respaldo en puntos críticos en caso que la red no esté operativa.

Todo el comportamiento del sistema se visualiza en una aplicación digital que muestra todos los datos necesarios para la toma de decisiones.