El experto en temas energéticos y referente de la PlataformaH2 Argentina cree que el país puede ser un gran actor en el sector y se trabaja para que avance la iniciativa legislativa y tener una hoja de ruta en cuanto al H2.

Por Energía Estratégica

El rol del hidrógeno verde en Argentina ha tenido un gran impulso en los últimos años, que, entre otras cosas, se debe a la baja de costos en la generación renovable, ya que un componente sustancial del costo está dado por la energía eléctrica necesaria para producirlo.

Y desde Plataforma H2 Argentina están volcados a incentivar el diálogo en el ámbito público en torno a las posibilidades del hidrógeno para Argentina. 

¿De qué manera? Juan Carlos Villalonga, experto en temas energéticos y referente de la PlataformaH2 Argentina, comentó las iniciativas y el futuro de la industria en relación al H2:

Procuramos que la dirigencia política y en los distintos niveles de gobierno se visualice el rol que puede cumplir el hidrógeno en nuestra matriz energética, pero también en nuestra matriz económica, ya que Argentina puede ser parte de un futuro mercado de hidrógeno global”.  

“La barrera política es central. Si logramos que la política pública tenga un gran compromiso y sobre todo continuidad, no dudamos que el sector privado corporativo, el científico y el tecnológico están en condiciones de hacer su parte”, afirmó. 

Las iniciativas de la plataforma parten de la idea de visibilizar al hidrógeno en el ámbito público e impulsar lo trabajado hasta el momento. 

Es decir, que el foco está puesto en la “necesidad de que el Estado y el sector privado tengan una visión común del desarrollo del hidrógeno”. Un proceso que permita colocar a Argentina en condiciones de ser un productor de hidrógeno con capacidad de exportar a lo largo de la década. 

“Los seminarios permitieron recorrer el estado de situación y las expectativas de los actores locales, para iniciar el diálogo con legisladores en torno a la actualización de la Ley de Hidrógeno (Ley 26.123) que debe ser urgentemente actualizada y relanzada”, señaló Villalonga. 

En ese sentido, la expectativa para 2021 es que la iniciativa legislativa tenga avances, además de la ampliación del espectro de entidades y empresas que apoyen el trabajo de la Plataforma para tener esa hoja de ruta del hidrógeno verde en el país.

Ante la pregunta sobre si se puede pensar en la industria del hidrógeno verde para comercio internacional hacia 2030, el referente del sector destacó que “el hidrógeno será un commodity y generará una oferta y demanda internacional”. 

Y si bien Argentina posee recursos naturales para producir grandes cantidades de energía renovable y ser parte de la oferta global, “dependerá de los costos de generación y los costos de producción de hidrógeno y logística de almacenamiento y transporte”, que a su vez se relacionan casi por completo de la estabilidad económica y la confianza que se genere como proveedor. 

“Es este el mayor reto, por eso en la Plataforma H2Argentina ponemos ahora el foco en el sector público, quienes toman las decisiones deben ser conscientes de esta oportunidad”, manifestó el especialista. 

“Tenemos por delante un desafío regulatorio y una tarea que la política debe realizar, asumir una visión de largo plazo y, sobre todo, cumplirla. Con eso, Argentina tiene todas las chances de ser un jugador muy importante”.  

En cuanto a los actores más interesados en el hidrógeno y sus proyectos en los próximos años, Juan Carlos Villalonga nombró al transporte naval y ferroviario, el sector minero y la industria química. 

“Todo esto estará fuertemente vinculado al grado de progreso y madurez que tenga el sector renovable y el mercado energético en general. Si sostenemos una política de subsidios en el consumo de energéticos, eso distorsiona precios y es una barrera al ingreso de nuevas tecnologías”, concluyó.